sábado, 26 de enero de 2013

Un japonés mata a mordiscos a su hijo al creer que estaba poseído por una serpiente



En Okazaki City, en la Prefctura de Aichi, un joven japonés de 23 años estaba en casa de sus padres cuando comenzó a comportarse de forma extraña. El propio joven proclamaba que era una serpiente. Su madre, preocupada, llamó al padre del joven, Katsumi Nagaya, para alertarle de la situación. Fue peor el remedio que la enfermedad.
Nagaya comenzó a morder a su hijo y a golpearle con violencia pensando que, efectivamente, se encontraba poseído por el espíritu de una serpiendete y que este método conseguiría sacar al reptil del cuerpo de su hijo. Nada más lejos. El joven terminó quedando inconsciente y, aunque su familia se apresuró a llevarlo al hospital, las heridas infligidas por los mordiscos de su padre resultaron ser fatales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada