martes, 6 de noviembre de 2012

Exfolia tu piel una vez por semana


Si quieres evitar manchas, granitos, espinillas u otras afecciones en tu cutis, es necesario que le des un tiempo a su cuidado, exfolia tu piel, mínimo una vez por semana.
Tal vez no realizas esta práctica regularmente y haz notado que a tu piel le falta humectación frescura y en cambio luce tenue y opaca. Hoy te enseñaremos a limpiarla profundamente paso a paso e incluso te daremos una receta de crema exfoliante para que lo puedas hacer desde la comodidad de tu hogar.
Recuerda que después de los 25 años la piel va perdiendo la capacidad de eliminar las células viejas y estas quedan adheridas, obstruyendo los poros, permitiendo que se acumulen impurezas e impidiendo la oxigenación, por ello debes ayudar a tu piel a retirar estas células muertas que están en la superficie, para exponer el tejido más fino y traslúcido que se encuentra debajo.

Primeros pasos

El primer paso para exfoliar es tener una esponja o si quieres sólo con la ayuda de la mano, aunque con la primera forma resulta mejor para el cuerpo. Debes adquirir una crema exfoliadora distinta para tucuerpo que para tu rostro, en el mercado abundan muchos, lo ideal es escoger el que mejor se acomode a tu piel.
Si quieres algunos consejos, la crema exfoliante que mejor actúa es la que tiene por ingredientes a la miel de abeja porque da suavidad y humectación a la piel, así como la vitamina C que hace que te mantengas joven, por último, gránulos de jojoba para máximos resultados y tener una piel increíblemente tersa y fresca.

Sin exfoliar

No todo tu cuerpo necesita exfoliar, hay zonas muy delicadas como la parte del escote y el busto, por el contrario hay otras en las que debes ser constante, zonas rugosas y secas como los codos, las rodillas y los tobillos, requieren mucha atención

Cómo hacerlo

Si tienes ya todo listo, empecemos, recuerda que tu piel debe estar húmeda:
Aplica la crema y expande por todo tu rostro con movimientos de arriba hacia abajo en forma circular, es mejor comenzar desde el mentón, luego ir por las mejillas, nariz y luego a la frente. No lo hagas muy tosco ni fuerte, puedes enrojecer tu piel e irritarlo.
Al finalizar el masaje enjuaga tu rostro como de costumbre, mejor si es con agua fría. Lo ideal es que aproveches luego para aplicar una crema humectante, pues tus poros quedan totalmente limpios.
Del mismo modo con movimientos circulares procedes en exfoliar todo tu cuerpo, aquí es mejor utilizar una esponja.

Exfoliantes casero

Si prefieres hacer tú misma tu crema exfoliante, usando productos naturales que puedes comprar en el mercado, te ayudamos hacerlo.
Con azúcar
Mezclas 3 cucharadas de azúcar con unas gotas de aceite hasta ir formando una pasta áspera y cremosa.
Con yogurt
Lo obtienes de mezclar 3 cucharadas de azúcar con medio pote de yogur sin sabor, mejor si es el natural.
Con harina
Mezclas 3 cucharadas de harina de maíz con aceite hasta formar una pasta.
Sólo miel
Utilizar miel que ha quedado grumosa en su recipiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada